¿Qué es la Glutamina?

¿QUÉ ES LA GLUTAMINA?

La glutamina es un aminoácido de gran importancia para el rendimiento deportivo al actuar principalmente como recuperador y anticatabólico de la masa muscular.

Se considera un aminoácido no esencial, es decir, que se puede sintetizar en el organismo a partir de otros aminoácidos (valina, isoleucina, ácido glutámico), sin embargo se le considera un “aminoácido esencial condicionado” o “semi esencial”, ya que en algunas condiciones (estrés, traumatismo, infección, entrenamiento intenso), su consumo es superior a su síntesis (el órgano demanda tanta cantidad de glutamina que este no es capaz de sintetizarla en cantidad suficiente)

Se encuentra abundantemente en plasma (600-700 μmol) y masa muscular (60%).

Fómula glutaminaCuando el nivel de este aminoácido no es el suficiente para requerimientos del cuerpo, se comienza a usar la glutamina que forma parte de los músculos. Esta circunstancia llevada al extremo puede provocar lo que se llama “estado catabólico”, que no es más que pérdida significativa del tejido muscular.

A continuación veremos que tiene muchas más funciones dentro de nuestro cuerpo y más importancia que la inicialmente imaginada.

¿Cuál es su función en el organismo?

La glutamina es imprescindible para  que tengan lugar una serie de funciones vitales para el organismo:

  • Proporciona nitrógeno: necesario para la síntesis de numerosos compuestos, en especial para los aminoácidos nucleicos de todas las células del organismo.
  • Primera forma de eliminación del amoniaco (sustancia tóxica): el amoniaco está formado por los tejidos del organismo como resultado del uso de diferentes vías metabólicas. Especialmente, durante el ejercicio intenso y prolongado, que normalmente existe una acentuada utilización de aminoácidos para la obtención de energía, se producen niveles elevados de amoniaco que la glutamina debe transportar al riñón para que sea eliminado en forma de urea.
  • Aminoácido empleado por el hígado y el riñón para formar glucosa.
  • Sustancia necesaria para la función de las células del sistema inmunológico.

Esquema glutamina

  • Principal precursor de dos importantes sustancias que actúan como transmisores de la señal nerviosa (neurotransmisores) en el sistema nervioso central: el glutamato y el ácido gamma-amino butírico (GABA). El primero de ellos es un neurotransmisor excitatorio y el segundo es lo contrario. Actúa como depresor del sistema nervioso central, a modo de tranquilizante.
  • La glutamina da la energía necesaria para que exista la adecuada renovación de las células de las mucosas: estaríamos hablando de las mucosas del aparato digestivo, pancreático y otras células de crecimiento rápido, así como de aquellas células que en un momento determinado pueden tener aumentos bruscos en sus demandas energéticas, como las fibras musculares durante el ejercicio físico.
  • Desempeña un importante papel en la regulación del equilibrio ácido-base por el riñón:  lo cual tiene una gran importancia durante la práctica de ejercicios de larga duración y/o intensidad, ya que estos provocan una acidosis metabólica, tanto por producción de ácido láctico como de amoniaco.

La suplementación con glutamina

Durante el ejercicio físico las necesidades orgánicas de glutamina se ven muy aumentadas y por lo tanto, sus reservas pueden quedar muy disminuidas, lo cual compromete seriamente a todas las funciones que tiene este aminoácido en el organismo.

La suplementación de glutamina será utilizada para:

  • Controlar la acidosis metabólica por el riñón.
  • Sintetizar urea, glucosa y glutation gracias al hígado: la disponibilidad de altos niveles de glutamina después del ejercicio facilita la recuperación de los depósitos de  glucógeno muscular.
  • La fabricación de linfocitos y protección del intestino: es fundamental para el crecimiento celular y es una fuente vital de energía para las células del sistema inmunitario llamadas linfocitos. Durante los períodos de entrenamiento pesado o estrés, los niveles de glutamina en sangre descienden, se debilita el sistema inmunitario y se incrementa el riesgo de infección. Si esta recuperación es inadecuada entre los entrenamientos o las competiciones, los efectos del ejercicio físico sobre los niveles de glutamina pueden ser acumulativos, pudiendo desembocar en un síndrome de sobreentrenamiento. Los deportistas con este síndrome parecen tener niveles bajos de glutamina plasmática durante meses o años. Estos puede tener importantes efectos negativos sobre el funcionamiento de los órganos de estos deportistas, en especial sobre el sistema inmune y el intestino, que pueden verse claramente afectados. Por ello, la suplementación con glutamina tiene un efecto preventivo sobre la disminución de la multiplicación de las células intestinales (recambio celular normal de células), y también sobre la disminución de la actividad de las células del sistema inmune tras el ejercicio.
  • La reparación de los tejidos agredidos: Los niveles de glutamina en los músculos también disminuyen , lo que origina una pérdida de tejido muscular, a pesar de seguir entrenando. Mediante la suplementación con glutamina se mantienen los niveles de este aminoácido que tienen las células musculares, y se evita de esta forma una excesiva pérdida de masa muscular.

Glutamina beneficios

  • El efecto “Cell Swelling” o hinchazón celular: los músculos se hacen más grandes y llenos por el incremento del agua intracelular, como también lo hace la Creatina. Esto no da un aspecto “fofo” sino de plenitud muscular porque el agua no está fuera sino dentro de la célula muscular. Además, este incremento del agua, permite que las enzimas no degraden  las proteínas del músculo.
  • La mejora el estado de ánimo: contrarresta los efectos de las hormonas del estrés (por ejemplo, el cortisol), que aumenta después del ejercicio intenso.
  • Favorecer la recuperación y crecimiento de nuevas fibras musculares: está científicamente comprobado que durante los ejercicios prolongados y/o de alta intensidad, los niveles plasmáticos de glutamina aumentan en un primer momento, posiblemente por la liberación de sus reservas orgánicas, pero posteriormente sufren importantes y significativos descensos durante el periodo de recuperación . Esta recuperación tarda varias horas, dependiendo de la intensidad y duración del ejercicio realizado. Tras la suplementación de glutamina se ha comprobado que aumenta la concentración de alanina, citrulina, histidina, arginina y hay una notable absorción de BCAA’S o Aminoácidos Ramificados por parte de los músculos, lo que también favorece la recuperación y crecimiento de nuevas fibras musculares.

Recuperacion

Por todo ello, una baja disponibilidad de glutamina en un momento dado puede comprometer a todas estas funciones, con el consiguiente riesgo que ello supone, no sólo para la obtención de altos rendimientos deportivos sino incluso para la salud.

¿Está comprobado su eficacia?

Las pruebas relacionadas con la glutamina son contradictorias:

  • Algunos estudios indican que pueden reducir el riesgo de infección y promover el crecimiento muscular (Parry-Bollings et al., 1992; Rowbottom et al., 1996).
  • Investigadores de Oxford han mostrado que los suplementos de glutamina, tomados inmediatamente antes de correr, y de nuevo dos horas después, parecían reducir el riesgo de infección y mejorar la actividad de las células inmunitarias en corredores de maratón (Castell & Newsholme, 1997). Sólo el 19 % de los que tomaron  glutamina enfermaron durante la semana siguiente a la carrera, mientras el 51% de los que tomaron un placebo enfermaron. Sin embargo, no todos los estudios han conseguido reproducir estos resultados.

Glutamina estudios

  • La glutamina no mejora el rendimiento, la composición corporal ni la degradación muscular (Haub, 1998). Según un estudio canadiense, la glutamina no genera incrementos en la fuerza ni en la masa muscular, en comparación con la ingesta de placebo (Candow et al. , 2001). Tras 6 semanas  de entrenamiento con pesas, los que ingerían glutamina lograban los mismos aumentos en fuerza y masa muscular que los que tomaban un placebo.
  • Los estudios han utilizado dosis de unos 100 miligramos de glutamina por kilogramos de peso corporal, durante las dos horas siguientes a un entrenamiento o competición agotadores (Bledsoe, 1999). Esto equivale a una dosis de 7 gramos para un deportista de 70 kilogramos. Pero esto no significa que vayamos a obtener beneficios.

¿Hay efectos secundarios?

No se han descrito efectos secundarios hasta la fecha incluso en dosis elevadas.

Sabías queMuchos suplementos proteicos y sustitutorios de comidas contienen glutamina.

Contraindicaciones

  •  Hipersensibilidades a los productos con glutamina.
  • Enfermos renales y con trastornos hepáticos consultar al médico (no se aconseja su consumo).
  • Sujetos con tratamiento de cáncer (ingesta de glutamina ha mostrado estimular crecimiento de los tumores aunque también ha mostrado reducir los efectos colaterales de la quimioterapia).
  • En embarazo o lactancia consultar con el médico.

Dosificación

Se pueden tomar de 40 a 50 hasta 100mg/kg/día, divididas en 3 tomas:Glutamina

  1. Desayuno o antes de entrenar
  2. Almuerzo o después de entrenar
  3. Cena o antes de acostarse

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Marta Alcaraz Rodríguez

Naturópata y Autora del Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s